Post

Monseñor  Julio Cabrea Ovalle obispo de la Diócesis de Jalapa ordeno el 16 de marzo a 5 nuevos diáconos quienes son: Celso Walberto González Archila, Edín Amilcar Carrera Mota, Jaime Ottoniel Vargas Tobar, Álvaro Danilo Cardona, Edgar Efrén Gramajo González. Ellos terminaron recientemente su formación y sus estudios de Teología en el Seminario Mayor Nacional de la Asunción.

En su homilía Monseñor saludo a los familiares de cada uno de ellos agradeciendo la entrega estos jovenes, tambien agradecio a los formadores del Seminario Mayor Nacional de la asunción por la formación que les dieron.

Destacó lo esencial que es la imposición de manos.

En esta ordenación lo esencial es la imposición de manos del obispo. Y significa que estos jóvenes al ser ordenados diáconos van a ejercer un servicio en la Iglesia. Es lo que significa la palabra diácono: servidor. Pero no es un servicio hecho de cualquier modo sino como discípulo de Jesús, quien según dijo “no vino a ser servido sino a servir y dar su vida por nosotros” (Mt 20, 28).

Cambien mencionó las funciones que tienen los diáconos según el Concilio Vaticano II.

se le atribuyen tres funciones: La primera es La litúrgica, que consiste en el anuncio de la Palabra de Dios y en asistir al obispo y a los presbíteros en la celebración eucarística, en la cual también ellos pueden distribuir la comunión y llevarla a los enfermos; el diácono puede, además, asistir y bendecir el matrimonio y presidir las exequias. La segunda función es el anuncio de la Palabra de Dios; por eso, a él le corresponde proclamar el evangelio en la celebración Eucarística y explicar la Palabra de Dios con su predicación. Y, en tercer lugar, el servicio de la caridad, cuando ejerce los múltiples servicios de caridad en la Iglesia.

Santa Eucaristía de ordenación de diáconos Parte 1


Santa Eucaristía de ordenación de diáconos Parte 2


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *